martes, 3 de marzo de 2009

TAL VEZ SEA YO

Tal vez sea la noche. Las horas de cansancio acumuladas. La angustia por ver que el tiempo pasa más rápido de lo previsto. Las ganas de huir y dejar todo plantado. La curiosidad por saber qué deparará el futuro más inmediato. Las pocas fuerzas que quedan para continuar con ánimo para sorprender a uno mismo. Tal vez sea la noche...

Quizá no sean estas horas nocturnas las que me sitúen frente a la pantalla de ordenador de nuevo. Y sea algo que hacía tiempo no experimentaba. Es curioso, pero a la vez no deja de crear ciertos miedos. Dicen que uno no lo cree hasta que no lo ve. Creo también que uno no lo sabe hasta que no lo experimenta. Hay sensaciones que las palabras no las pueden trasladar. Que ni la expresión no verbal es capaz de transmitirlas. Una sonrisa falsa. Unas sentidas pero invisibles lágrimas. Un grito feroz interno ausente entre el silencio que comienza a ser cada vez más habitual.

Todos nos movemos en busca de algo. Tenemos, en un principio, un cometido que cumplir. Unas ilusiones. Unos objetivos. Unas metas. Pero ¿nadie se ha perdido por ese camino a seguir? Es fácil. Seguro alguna vez os ha ocurrido. Aprendes. Aprendes a levantarte a pesar de que te tienen presionándote con un pie en el corazón. Aprendes a mirar hacia otro lado cuando menos deseas ni levantar la mirada. Aprendes a situarte y trazar una línea hacia el horizonte, hacia tu vida.

Tal vez sea la noche la que persiga ciertos recuerdos. Recuerdos olvidados, o eso cree uno. Recuerdos de cosas ocurridas. Recuerdos que alguna vez fueron reales. Recuerdos que tuvieron vida propia. Recuerdos que empiezan a borrarse y reconvertirse es algo presente. Recuerdos que perduran y toman de nuevo una parte de vida.

La música italiana. Esa melodía inconfundible. Esa letra memorable. Ese piano. Esa voz. Esas paredes. Ese desorden habitual. Ese móvil que no suena. Tal vez sea todo o nada. Tal vez sea la noche.

Tal vez sea yo.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

En referència al text anterior...
Que trist que existeixin persones com tu! i tant joves! així va el món...

ah i aprèn a escriure, redactes fatal! I tu dic amb coneixements de causa, sóc llicenciat en filologia catalana.

Anónimo dijo...

Anònim anterior: és força miserable presentar-se com a llicenciat en filologia catalana i escriure "tu dic". Si és per una qüestió d'economia de llenguatge recorda que més aviat hauries de parlar de "tan joves!" i no com ho has perpretat. Si el teu objectiu es intentar que tothom sigui tan infeliç com tu, almenys presenta't en condicions.

María dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María dijo...

la noche, a veces, se convierte en el lugar más acogedor...

Anónimo dijo...

molta gracia em fa ami el primer anonim....si a ell la vida no li done coses en que pensa...i reflexionar potser esque la seva vida es un aborriment.
un peto carmen i anim, per a un que no li agrade als altres si. ;)
i trist esque opini ell sense dir qui es per jutjar els pensaments d'una persona valenta que escriu el que pense.

Fran